Comunicação à trois bandas 04

Thursday, March 01, 2007

Carta para Sophie y Martina

Hola Sophie y Martina:

Hola, me gustaron vuestras recetas, que tenían pinta de estar muy buenas y también me han gustado vuestros diarios de los que me han sorprendido muchas cosas, especialmente porque aquí en España no se hacen o la hacemos de forma diferente, como son la prenda interior azul portuguesa, mientras que aquí, se suele comprar una roja, la reflexión positivamente que se hace allí también de cómo ha ido personalmente el año, las pasas que se comen en vez de uvas que se hace aquí en fin de año entre otras.

También me gustaría si se puede saber cual es el apellido español de tu padre Sophie, por cierto, que suerte de irte de viaje a EE.UU. y sobre todo con tus amigas del colegio y lo bien que te lo pasarás,!bon voyage!, a mi no me gustaría ir sinceramente a ese país por lo conflictivo que es ante el riesgo de atentados, nosotros nos vamos a Italia en Abril y estoy desando ir y conocer un nuevo país, pues en tan sólo un año he conocido Portugal y próximamente el país transalpino y yendo a estos países ves el mundo de otra manera y lo imaginas de otra manera más allá de la visión que tenía de España y observando otras costumbres coma la portuguesa o la italiana.

En esta carta además quiero hablar de mi experiencia realizando la entrevista a mi abuela, que se le nota con la edad que no está ya tan bien como lo estaba antes, ella me contaba con entusiasmo a lo que jugaba cuando era pequeña, aunque no practicaba muchos juegos porque en esa época había que trabajar pronto y no había mucho tiempo para jugar, mi abuela jugaba a la rueda, que se cogía una y se paseaban las niñas en ella y daban vueltas, como si fuera un columpio, no había reglas. Además me contó así por encima que jugaba al pillar en el que como su nombre indica consistía en correr y pillar a los demás, lo solían jugar las muchachitas de la ciudad, yo jugaba a las guerrillas de globos de agua en las que nos empapábamos en verano, al matar que eran equipos de 5 o 6 y se tiraba una pelota y había que darle y el que matara al otro equipo antes ganaba, también jugaba al universal fútbol o al pito esconder donde nos escondíamos por las calles y uno se las quedaba y los tenía que buscar y pillarlos, a ellos he jugado hasta los 13 años o así.

Me despido de ustedes ¡hasta luego!

José Antonio.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home